Educación Financiera

Una encuesta realizada, en 2014, por el Centro Global de Excelencia en Alfabetización Financiera con 150 mil personas, en 140 países, buscó medir el grado de educación financiera global. Los datos muestran que, en todo el mundo, dos de cada tres adultos son considerados analfabetos financieros.

En Brasil, donde comenzó el proyecto, el panorama no es distinto. Solo el 35% de los adultos encuestados respondieron correctamente a las preguntas propuestas en el estudio, colocando el país en el puesto 74 de la clasificación global, por detrás de algunos de los países más pobres del mundo como Madagascar, Togo y Zimbabue.

En marzo de 2016, había aproximadamente 60 millones de brasileños con cuentas atrasadas, lo que representaba casi la mitad de la población adulta del país.

Los efectos de la falta de planificación y organización financiera siguen socavando significativamente la calidad de vida de las personas, independientemente del nivel de ingresos. Varios estudios demuestran que las deudas contribuyen a agravar problemas de salud como el estrés y la depresión, los conflictos familiares y de pareja, la disminución de la productividad en el trabajo, además de ser uno de los factores que más motivan la evasión de los estudiantes matriculados en los cursos de educación superior.

Estos datos del escenario mundial revelan el alto precio que pagamos hoy por las decisiones tomadas sin una reflexión adecuada y el uso racional de los recursos. La educación económica y financiera amplía la conciencia de cómo tomar buenas decisiones que implican recursos finitos como el tiempo, siendo el espacio escolar extremamente favorable para despertar la conciencia y conocimientos sobre el tema.

La Educación Financiera, impartida a través de juegos y aliada a varios temas transversales, puede incorporarse a diferentes propuestas pedagógicas, respetando la cultura local de los más distintos países y permitiendo, así, el estudio de este importante tema y no restringiendo su uso en una sola asignatura.


PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

En Brasil, ambos juegos han recibido premios y sellos de reconocimiento público y educativo que avalan iniciativas que contribuyen a difundir el tema y la importancia de la Educación Financiera.

" });