Preguntas frecuentes – Picnic

Como mínimo, dos, y un máximo de seis personas, cada una con un peón de color.

Sí, pero el juego llevará más tiempo.

No, gana quien tenga más dinero después de comprar todos los artículos de la lista elaborada para el picnic.

No, cuando dos o más jugadores terminen con el mismo importe después de comprar todos los artículos de la lista, el orden de llegada es el criterio de desempate.

No, cada jugador solo saca una carta por ronda. Si después de avanzar o retroceder, llega a terminar en una casa amarilla o roja, su jugada acaba allí.

Espera la próxima vez para jugar.

 Sí, en este caso la compra es obligatoria.

Sí, las cartas amarillas deben volver al final de la pila de cartas amarillas dispuestas en el tablero después de su uso.

Depende de la carta. Algunas indican que el jugador puede permanecer con la carta hasta el final, las demás implican decisión inmediata, y después de la lectura y decisión del jugador, deben volver al final de la pila de cartas rojas en el tablero.

No, solo dos tipos de cartas rojas indican expresamente que deben o pueden ser guardadas para uso al final del juego. Todas las demás, rojas y amarillas, deben volver a la pila de cartas en el tablero, según el color.

Las cartas de productos se reparten al final del juego, de acuerdo con la lista individual de cada jugador. Puede darse el caso de que algunos productos sean comprados durante las partidas del juego (dependiendo del contenido de algunas cartas rojas).

Si ya no hay más cartas del alimento elegido, se debe elegir otro artículo del mismo importe. Esto no causa pérdida al jugador (él tendrá el mismo gasto previsto en la lista de compras).

En este caso, el resultado no cambia. Para el propósito del juego solo los productos de la lista elaborada alteran el resultado.

En este caso, cuando llegues al final del juego, no vas a necesitar comprar estos productos.

Sí, después de que todos hayan llegado al final, comienza la compra de los productos de la lista y el cómputo de cuántas américas quedan para cada jugador.

No, el objetivo es comprar los cuatro productos especificados en la lista exclusivamente a través de las jugadas realizadas, sin negociación entre jugadores. Respetar las reglas del juego siempre trae el mejor aprendizaje propuesto en la educación financiera, ya que estamos hablando de una planificación que debe ser ejecutada.

 Sí, siempre y cuando se respeten las mismas bases de valores (A$ 1 a A$ 4) y las demás reglas del juego.

No, cuando el jugador cruza la línea de meta, su participación en el tablero finaliza. Le queda esperar a que lleguen los demás y que todos empiecen a comprar los artículos de las listas elaboradas.

Los juegos fueron concebidos para que se alcance un aprendizaje efectivo de educación financiera, con reglas diseñadas por expertos para ese propósito. Puedes inspirarte en el circuito del tablero y uso aleatorio de cartas, y crear otras posibilidades pedagógicas con base en ese concepto.

No, Picnic aborda temas de nutrición, educación ambiental, amabilidad, movilidad urbana, entre otros. Consulta las lecciones y utiliza tu imaginación para construir muchas posibilidades pedagógicas e interdisciplinarias.

Se trata de un juego para toda la familia, que se puede utilizar como actividad en la modalidad a contraturno o como parte de las disciplinas tradicionales de manera interdisciplinaria como propone la BNCC (Base Nacional Comum Curricular). Muchos adultos se divierten mientras aprenden sobre finanzas y la importancia de ahorrar para alcanzar una meta (en este caso, la compra de artículos seleccionados con dinero sobrante).

Comprueba siempre el reglamento y los videos tutoriales.

Cómo jugar picnic

" });