Preguntas frecuentes – Buenos Negocios

Al menos tres, y como máximo seis personas. En el caso de cinco participantes, será necesario sacar las cuatro cartas-producto (1 a 4) y las cuatro cartas-cheque más bajas (A$ 5, A$ 10, A$ 15 y A$ 20). Eliminando las cartas de menor valor, el juego sigue la misma estrategia.

Sí, gana quien consigue obtener más dinero después de sumar el valor de sus cartas-cheque y cartas-dinero. Si se utiliza la carta-desafío, el ganador es el que obtenga más dinero después de sumar las cartas-cheque y cartas-dinero y seguir las instrucciones de la carta-desafío.

No, todas las ofertas deben tener valores diferentes.

No, la compra del producto es obligatoria y la cantidad ofertada sigue en el banco.

 No, las apuestas se pueden aumentar, nunca disminuir.

No, los jugadores no pueden negociar cartas entre ellos. Las cartas que se pueden adquirir son las que se muestran en cada turno.

Sí, la idea es que los jugadores sigan haciendo sus ofertas en el orden establecido hasta que ya no quieran aumentar las cantidades. Si un jugador ya no quiere aumentar su oferta, pasa la mano y espera hasta que todos los demás terminen sus ofertas.

Depende. La primera oferta en cada ronda es obligatoria. Después de la primera oferta, aquellos que quieran seguir en la compra de productos siempre tienen que hacer sus ofertas. Si no quieres seguir haciendo ofertas, debes anunciar a todos que has finalizado tus ofertas en esa ronda y esperar hasta la siguiente.

No, lo valores de las ofertas no deben repetirse. Solamente si los otros jugadores aumentan el valor durante las ofertas, será posible participar en la ronda. Si ninguno de ellos aumenta las ofertas, estarás fuera de esta ronda y el producto de menor valor deberá ser eliminado de la mesa.

 Te quedarás fuera de estas dos rondas y dejarás de comprar dos productos, que deben ser eliminados del juego, uno en cada ronda, siempre el producto de menor valor.

Deberás participar en las rondas de ventas iniciales hasta que se acaben los productos comprados. A continuación, en cada ronda, se debe quitar el cheque de valor más bajo.

Sí, el banco puede cambiar cartas-dinero por otras de menor valor, siempre y cuando el valor cambiado sea exactamente el mismo.

La cantidad de cartas-producto debe corresponder al número de jugadores. Si son seis jugadores, serán seis cartas. Si son cinco jugadores, serán cinco cartas. Y así sucesivamente.

La cantidad de cartas-cheque debe corresponder al número de jugadores. Si son seis jugadores, serán seis cartas. Si son cinco jugadores, serán cinco cartas. Y así sucesivamente.

No, en el caso de cinco participantes, será necesario sacar las cuatro cartas-producto (1 a 4) y las cuatro cartas-cheque de menor valor (A$ 5, A$ 10, A$ 15 y A$ 20). Sacando las cartas de menor valor, el juego sigue la misma estrategia.

Sí, cada jugador debe hacer al menos una oferta por ronda. La única excepción es cuando el jugador no tiene más dinero para hacer ofertas.

No, ellas traen nociones de educación fiscal, ambiental, consumo consciente, porcentaje y, por lo tanto, ofrecen más oportunidades pedagógicas para el juego.

La instrucción es que se haga al menos una ronda de cartas-desafío. Si los jugadores quieren jugar más rondas, deben pactarlo previamente. De esa manera, los jugadores que lideran el juego en la segunda ronda (cartas-cheque) no se sentirán perjudicados.

El juego no incluye cuentas complejas, por eso, hacer los cálculos sin el uso de calculadoras ayuda en el proceso pedagógico.

Sí, pero, para fines pedagógicos, recomendamos que las cuentas se hagan siempre sin el uso de calculadora.

No, después de sacadas las cartas-desafío, para llegar al resultado final, solo hay que sumar el dinero en poder de cada jugador. Estimulamos el cálculo de la diferencia entre los valores de compra y venta de los productos como una forma de ejercitar las matemáticas y entender conceptos de ganancias y pérdidas.

Los juegos fueron concebidos para que se pueda lograr un aprendizaje efectivo de la educación financiera, con reglas diseñadas por expertos para ese propósito. Puedes inspirarte en el uso de cartas, y crear otras posibilidades pedagógicas con base en ese concepto.

No, Buenos Negocios también trae temas relativos a la educación fiscal, ambiental, consumo consciente, entre otros. Consulta las lecciones y utiliza tu imaginación para construir muchas posibilidades pedagógicas e interdisciplinarias.

Se trata de un juego para toda la familia, que se puede utilizar como actividad en la modalidad a contraturno o como parte de las disciplinas tradicionales de manera interdisciplinaria como propone la BNCC (Base Nacional Comum Curricular), y también asociado con proyectos que fomentan el espíritu emprendedor. Muchos adultos (e incluso comerciantes experimentados) se divierten mientras aprenden sobre finanzas y conceptos de inversión (ganancias o pérdidas).

Comprueba siempre el reglamento y los videos tutoriales.

cómo jugar Buenos Negocios

" });